“Mi calidad de vida ha mejorado luego de tratar mi esclerosis sistémica”

“Mi calidad de vida ha mejorado luego de tratar mi esclerosis sistémica”

E-mail Imprimir PDF

narcisa lopezNarcisa López, de 54 años, es una mujer trabajadora cuya salud decayó debido a una enfermedad llamada Esclerosis Sistémica, que fue degenerando su cuerpo poco a poco. Gracias a la ayuda brindada por la Junta de Beneficencia a través de su Hospital Luis Vernaza, su calidad de vida ha mejorado de manera notable.

Narcisa siempre puso a su familia en primer lugar. Muy preocupada porque todo esté bien, lavaba, planchaba y trabajaba en casa haciendo almuerzos pero de a poco fue sintiendo un dolor muy intenso, que no le permitía realizar actividades. "Yo tenía la presión alta, la piel se me estaba manchando, calambres en las manos, sentía dormidos los dedos del pie y de la mano, tengo una glándula que no me trabaja, uso saliva artificial y lágrimas artificiales, porque no tengo lágrimas, ni saliva, no podía pasar cosas secas, para comer tengo que tomar un vaso de agua. Créame que eran dolores que yo no aguantaba, eran terribles", comenta.

La familia de Narcisa, preocupada por su salud, decidió llamar al canal de televisión RTS porque no contaban con recursos económicos para afrontar su tratamiento. Fue entonces que la Junta de Beneficencia de Guayaquil conoció su caso e inmediatamente acudió en su ayuda. La trasladaron al Hospital Luis Vernaza, tras varios exámenes le diagnosticaron Esclerosis Sistémica.

Muy esperanzada por su nueva situación Narcisa comenta que le pedía a Dios una nueva oportunidad para seguir viviendo. "Gracias a la atención de los médicos y al Hospital Luis Vernaza, ahora estoy bien, con terapia me he ido recuperando, los dolores ya casi no están", dice.

La atención, la cirugía, las medicinas y las consultas no tuvieron costo para Narcisa. Actualmente sigue recibiendo atención gratuita para tratar su enfermedad. "La vida me ha cambiado muchísimo, antes no podía trajinar, ahora hago almuerzos, puedo trabajar... Más agradecimiento que yo siento en mi alma y en mi corazón no hay, estoy muy agradecida primero con Dios con la Junta y el Luis Vernaza por darme otra oportunidad para seguir viviendo, para seguir adelante muchas gracias", finaliza.

Share
 

Boletín de Noticias

Suscríbase a nuestro boletín mensual